Reconstrucción

El proceso de Reconstrucción Mamaria permite a la paciente recuperar no sólo la armonía corporal luego de cirugía oncológica o amputación traumática, sino también restaurar el bienestar emocional al devolver el distintivo de la feminidad.
Hoy en día se la incluye en casi la totalidad de los tratamientos oncológicos mamarios gracias al avance de las técnicas quirúrgicas y al mayor conocimiento y aceptación por parte de las pacientes.
Básicamente existen 2 grandes métodos para la reconstrucción mamaria: la utilización de implantes (secuencia expansor-implante definitivo) y la utilización de los propios tejidos de la paciente para recrear la mama (colgajos).
Actualmente existe la alternativa de un tercer método mediante la tranferencia de grasa entre sectores del cuerpo (Lipofilling).

Debido que no hay un método ideal sino que cada caso requiere un tratamiento reconstructivo particular es fundamental el asesoramiento y el acompañamiento del cirujano plástico durante todo el proceso.