Información sobre Implantes Mamarios

Implantes pechos

Estas son algunas preguntas frecuentes referidas a los implantes de mamas.
Ante cualquier inquietud no dudes en consultar.


 

¿Existen los implantes en “Gota”? ¿Son mejores?

Actualmente existen en el mercado 2 formas de implantes mamarios: redondos y anatómicos. Los redondos son los utilizados en la actualidad en la mayoría de los procedimientos quirúrgicos. Estos tienen la característica de ser simétricos y brindar mayor volumen en la parte superior de la mama. Los implantes anatómicos tienen forma de lágrima, es decir que el relleno que otorgan al polo superior mamario es menor. Este tipo de implantes son utilizados en gran medida en reconstrucciones mamarias pero pueden utilizarse también con fines cosméticos. Con ambos implantes, los redondos y los anatómicos, se puede aumentar el tamaño de la mama con buenos resultados. La decisión depende del tipo de mama a intervenir, los deseos de la paciente y el consejo del cirujano.

¿Es mejor colocar las prótesis debajo del musculo?

El plano de colocación de los implantes puede ubicarse tanto debajo de la glándula mamaria como debajo del músculo pectoral, existiendo una tercer variante intermedia llamada “plano subfascial”. La diferencia entre estas técnicas consiste en la cantidad de tejido blando con el cual se va a cubrir el implante. Esta decisión surge luego de la evaluación preoperatoria. Los cirujanos deben estar entrenados en las distintas técnicas para poder ofrecer a cada caso la colocación de los implantes en el plano más conveniente de acuerdo a las características anatómicas.

¿Que es la Cápsula?

Habitualmente se llama “capsula” al tejido que el cuerpo genera alrededor de los implantes. Hay que señalar que esto es un fenómeno normal en el proceso de cicatrización que el cuerpo desarrolla. Habitualmente la cápsula es delgada e imperceptible al tacto. Se llama “contractura capsular” al engrosamiento de este tejido en diferentes grados lo cual puede llevar a la palpación de la misma. No existe ninguna prueba o examen que determine que pacientes pueden desarrollarla. Afortunadamente se presenta en pocos casos, incluso puede aparecer en una paciente en una mama y otra no. La correcta y minuciosa técnica quirúrgica durante el procedimiento, la selección adecuada del implante y el seguimiento de las indicaciones médicas durante el postoperatorio por parte de la paciente ayudan a disminuir la aparición de este fenómeno. En el caso de contractura capsular el tratamiento dependerá del momento de la aparición y la severidad de la misma.

¿Hay que cambiar las prótesis cada 10 años?

El material del cual están compuestos los implantes se ha ido desarrollando desde su aparición. Existía en generaciones anteriores la sugerencia de recambio de los implantes luego de determinado período de tiempo. Actualmente, utilizando los implantes de última generación, no existe la indicación de reemplazo exceptuando casos de cambio de volumen, eventual complicación, enfermedad sistémica o simple deseo de la paciente.