Hilos faciales

En el rostro joven los tejidos graso y muscular están anclados a la estructura ósea, traccionando así la piel hacia arriba.

En el rostro envejecido el tejido graso y muscular así como la piel se debilitan, generando arrugas, flacidez y surcos profundos.

Los hilos de sustentación facial traccionan y levantan los tejidos caídos, logrando reposicionar los volúmenes y contornos, recuperando rasgos juveniles.

Es importante saber que este procedimiento no reemplaza a la cirugía de rejuvenecimiento facial, por lo cual es importante el asesoramiento por parte del cirujano plástico.

Anestesia: Local

Post operatorio: Es un procedimiento totalmente ambulatorio.